De Virgen a Ángel

Mi primera vez invirtiendo: 3 Cosas Que Aprendí al Invertir en una Startup

Hace unos meses, tras terminar una videollamada con la fundadora de una startup, salí con la sensación de:

“!Esta tiene que ser mi 1ra inversión!”.

Después de algunas reuniones, decidí invertir. Con orgullo, se lo conté a mis amigos (la mayoría, financieros), quienes me preguntaron:

 — “¿En qué consisten las inversiones ángeles?”

 —  “¿No son muy riesgosas?”

A partir de mi experiencia, decidí hacer un recuento de 3 cosas que aprendí.

1. Perfil de Inversión

Como cualquier activo, el equity de una startup tiene una combinación riesgo-retorno particular. Por ello, ten en cuenta:

  1. Plazo de inversión: El tiempo de maduración de una startup hasta un potencial exit es mayor (y menos probable) respecto de otras inversiones. ¿Estás dispuesto a esperar por lo menos 5 años?
  2. Tolerancia al riesgo: Una startup ofrece un alto potencial de retorno, pero a costa de un riesgo igual de alto. ¿Te sientes cómodo con ello?
  3. Diversificación: Sin importar el monto total que planees invertir, procura diversificar en el mayor número de startups posible. La mayoría fracasará, pero 1 o 2 exitosas podrían generar un retorno tan alto que tu resultado neto sea positivo.

Si consideras estas recomendaciones, tu ruta como inversionista será fluida y sin falsas expectativas.

2. Due Diligence

La estructura 1) Problema, 2) Solución, 3) Equipo, 4) Mercado, 5) Modelo de Negocio, 6) Tracción para evaluar una startup se ha convertido en estándar de la industria. 

Sin embargo, no necesariamente es la más óptima para una compañía en etapa muy temprana porque:

  1. No es eficiente. Un inversionista ángel con un trabajo fulltime no puede dedicar mucho tiempo en estudiar criterios con tan poca información disponible.
  2. El cambio es la regla en una startup. Ten por seguro que en el futuro la solución, el mercado o el modelo de negocio verán múltiples pivoteadas.

Por ello, Venture Capitalists de etapa temprana como Scott Kupor de a16z resumen su decisión de invertir en:

Si el mercado es grande: 80% Equipo, 20% Producto

Un gran producto en un mercado billonario nunca podrá compensar por un equipo inadecuado. Por eso, los serial entrepreneurs tienen facilidad para levantar sus primeras rondas. Exitosos o no, qué mejor evidencia de que el fundador sabe lanzar una startup que haberlo hecho antes. 

Entonces, ¿qué buscar en el equipo?

  • Builders: ¿Qué han construido hasta ahora? ¿Son capaces de construir un MVP con poca o nula inversión?
  • Único: ¿Por qué es el equipo indicado para hacer realidad esta visión?
  • Convencimiento: ¿Pueden comunicar efectivamente su visión? ¿Son capaces de convencer a gente sobresaliente de unirse a ellos?

Ser un fundador es sexy pero una carrera muy, muy difícil; por eso, es clave distinguir entre “turistas” y verdaderos emprendedores. Tómate tu tiempo como inversionista, conoce la compañía y construye una relación con el fundador meses antes de tomar una decisión.

“I don’t need to know if your idea is going to succeed, I just need to know if you are going to succeed.” 

Jason Calacanis, inversionista ángel en compañías como Uber y Robinhood.

3. Become Smart Money

Si genuinamente quieres obtener un retorno por tu tiempo y dinero invertido como ángel, ¡participa proactivamente en el ecosistema startup! Conoce startups, pídeles que te incluya en sus monthly updates, introdúcelas a contactos relevantes, y ofrece tu consejería ad honorem. Esto te permitirá construir:

  1. Red de contactos: Conocer emprendedores e inversionistas trabajando en proyectos innovadores.
  2. Conocimiento: Discutir estrategias de negocio y ayudar a resolver problemas te dará un aprendizaje valioso y te mantendrá actualizado.
  3. Credibilidad: Las startups más hot pueden darse el “lujo” de hacer due diligence de sus potenciales inversionistas y elegir a los mejores. ¿Qué valor agregado pones sobre la mesa que no tenga otro inversionista?

Tanto las startups de tu portafolio y del ecosistema, como tu carrera profesional, serán enriquecidas por tu experiencia como un inversionista ángel que ofrece más valor que solo capital.

person holding compass facing towards green pine trees

Propósito Ángel

Me gusta creer que ser inversionista ángel es un sidejob lleno de oportunidades, pero sobretodo de propósito. 

Por un lado, incluso perdiendo la mitad de tus inversiones, el valor de lo aprendido superará las pérdidas. Por otro, tu impacto irá más allá del dinero, los problemas fundamentales que enfrenta nuestra región requieren que respaldemos a emprendedores de alto impacto.

Apostemos por el largo plazo. Apoyemos startups atrevidas. América Latina espera un cambio transformador.

Leave a Reply