¿Cómo hacer una empresa tecnológica de +$1,000 millones en Latinoamérica?

En Perú, donde fundé Solven, el “fundraising” es sumamente difícil – sobre todo en etapas Pre-Serie A. Founders e inversores, cometemos errores que condenan el crecimiento exponencial de nuestras compañías. Las principales causas son dos: nos faltan historias de éxito (en muchos países, aún no nos la creemos) y, founders e inversores, pensamos en chico.

Continue reading “¿Cómo hacer una empresa tecnológica de +$1,000 millones en Latinoamérica?”

La Mafia de MESA 24/7

Le pusieron el nombre de PayPal Mafia a un grupo conformado por los primeros trabajadores de PayPal que luego fundaron, invirtieron, o ayudaron a desarrollar empresas tecnológicas de altísimo impacto: Tesla, LinkedIn, YouTube, SpaceX, Yelp, Reddit, Quora, entre otras. Continue reading “La Mafia de MESA 24/7”

¿Qué es lo que buscan los inversionistas, aceleradoras e incubadoras?

Siempre se habla de la estructura para presentar tu startup: problema, solución, mercado, tracción, equipo, etc.

Pero, alguna vez has pensado ¿por qué?, ¿cuáles son los criterios más importantes de evaluar? y, ¿qué significan? Continue reading “¿Qué es lo que buscan los inversionistas, aceleradoras e incubadoras?”

La lección más importante en la primera semana en 500 startups

Algo nos caracteriza a la mayoría de startups:

Tenemos muchas cosas por hacer. Pero tenemos poco tiempo y capital limitado.

Basta con mirar la primera columna del trello de una startup para ver la cantidad de ideas que podemos tener y que queremos implementar.

Y así es como estábamos en RebajaTusCuentas.com cuando llegamos al programa de 500 Startups en Ciudad de México. Muchísima emoción, muchos experimentos, muchas ideas, muchas tareas y poca claridad sobre por dónde empezar.

¿Por dónde empezamos?

¿Por la tarea más fácil? ¿La más rápida? ¿La que más me gusta? ¿La que creo que me servirá? ¿La que quiere mi proveedor? ¿La que quiere mi cliente? ¿La que quiere mi inversionista? ¿La que quiere el CEO?

Son muchos los temas que 500 Startups viene cubriendo desde que empezó el programa. Pero algo nos ha quedado grabado – en realidad son dos puntos muy relacionados entre sí.

“Startups die of indigestion”

Chandini Ammineni,  en una de las primeras charlas empezó diciendo que las startups morimos en el intento de hacer todo aquello sobre lo que leemos y que nos enseñan.

Muchos nos suscribirnos a una gran cantidad de blogs, leemos casos de éxito, nos reunimos con startups exitosas y leemos libros relacionados a cómo sacar adelante nuestros negocios. Pero realmente, ¿cuánto de todo lo que leemos lo aplicamos? ¿Es posible aplicar todo? O más importante, ¿deberíamos aplicar todo?

Y así es como llegamos a este punto: enfocarnos en “One metric that matters” (OMTM).

Todas las startups deben crear valor y vender, esto está claro. Sin embargo, siempre hay una métrica que ayuda a medir si estamos haciendo las cosas bien o no. Pueden ser usuarios activos por mes, ratio de conversión, número de pedidos por mes, etc. Este OMTM dependerá de tu modelo de negocio y la etapa en la que estás – puedes ver info más a detalle aquí.

Metodología ICE

Suena a muy de libro, pero es muy útil y fácil de usar. Es una matriz que ayuda a decidir sobre qué es lo siguiente que se hará (de entre tantas cosas), enfocándonos siempre en esa métrica clave para mi negocio (OMTM).

  • I = Importancia de la idea
  • C = Confianza en que lo que se haga llevará hacia una mejora en el negocio
  • E = Facilidad con la que se puede tener la idea lista

En el siguiente ejemplo, tenemos 3 ideas/experimentos. Y le damos una puntuación del 1 al 10 a cada columna, por fila. Este proceso de dar puntaje hazlo detenidamente, teniendo en cuenta los recursos que tienes.

I C E Total
Idea 1 9 8 3 20
Idea 2 7 9 8 24
Idea 3 5 6 6 17

Sumamos los totales por fila, y podremos ver fácilmente cuáles deben ser los experimentos a los que debemos dar prioridad (los de mayor puntaje).

Todas las ideas que llegan a la tabla parten del supuesto de que impactarán a mi OMTM en el corto plazo. En este momento no estamos dando prioridad a lo que nos podría beneficiar en un año.

Hemos empezado a usar consistentemente esta matriz. Nos ayuda a evaluar de manera cuantitativa muchas ideas que tenemos y nos da claridad sobre dónde debemos enfocar energía y recursos.

Saludos desde México!

500_Batch 10_0288.jpg
500 Startups Latin America Batch 9

 

Como crear un network

Mi nombre es María del Mar Vélez y soy la fundadora de Crack The Code, un laboratorio de tecnología para niños y jóvenes. Me mudé a Lima hace exactamente 18 meses, venía de pasar casi 6 años trabajando en Finanzas en Nueva York. Sabía que quería hacer algo diferente ahora que llegaba a Perú, no conocía a mucha gente (soy colombiana) y crear un “network” no fue fácil, pero estos cuatro puntos fueron claves para lograrlo: Continue reading “Como crear un network”

¿Qué es lo que busco como juez de Startup Perú?

Sé que suena demasiado idealista pero siempre he pensado que en algún momento de nuestras vidas, todos los peruanos tenemos la obligación de contribuir algo para mejorar el Perú. Uno de mis granitos de arena ha sido participar como juez de Startup Perú en varias ocasiones. Honestamente, ¡me lo tomo muy en serio! Continue reading “¿Qué es lo que busco como juez de Startup Perú?”

¿Cómo preparar una ronda de inversión semilla?

Una de las tareas más difíciles que he encarado como co-fundador de Culqi ha sido levantar inversión. La complejidad de mantener un negocio dinámico (MoM +30%) y al mismo tiempo conseguir financiamiento de inversionistas ángeles, fondos de inversión (Angel Ventures y Kickstart Perú LP) y aceleradoras de negocio (Wayra de Telefónica Open Future y Start Up Perú) ha sido un camino largo y lleno de errores y aprendizajes. Continue reading “¿Cómo preparar una ronda de inversión semilla?”

Los soft skills del CEO de una startup

Muchas startups son fundadas por personas con habilidades técnicas increíbles. Gente que puede escribir software súper complejo, diseñar algoritmos increíbles, fabricar máquinas que hacen magia, entre otras cosas. Es ideal que el CEO de una startup tenga habilidades técnicas muy desarrolladas. Pero no creo que sea una condición para el éxito. A mi juicio, lo que realmente le permite al CEO de una startup hacer la diferencia son los soft skills. Mi hipótesis es que los CEOs de startups exitosas que comenzaron valiéndose solo de su conocimiento técnico, lograron el éxito gracias a que aprendieron a desarrollar las otras habilidades, y reconvirtieron su rol a uno que aprovecha esas nuevas habilidades. Cuando gente como Ben Horowitz, Peter Theil y Reid Hoffman cuentan las decisiones difíciles que tuvieron que tomar en sus primeros años como emprendedores, resalta que ninguna requirió conocimientos técnicos sofisticados, sino otro tipo de habilidades.

Llevo muchos años pensando en qué habilidades hacen que una persona sea un líder efectivo y observando el comportamiento de personas (incluyéndome a mi mismo) en posiciones de liderazgo en el sector privado, público, académico, entre otros. Creo que las habilidades que requiere el CEO de una startup no son tan diferentes que las del líder efectivo en otros contextos, pero sí tiene que desplegarlas a un nivel y con una intensidad mucho más alta.

Creo que son cinco habilidades clave:

Grit. El grit es la perseverancia y la persistencia. Proviene de la capacidad de automotivarse y no ver ningún obstáculo, por más grande que sea, como una amenaza sino como una oportunidad para aprender, para crecer y desarrollarse. Una startup no es más que una máquina para superar obstáculos increíbles, por lo que es evidente que si el CEO no tiene grit, no tendrá éxito, pues se dejará vencer por los obstáculos.

Comunicación. El CEO de una startup está tratando todo el tiempo de comunicar ideas nuevas, complejas, y contraintuitivas. Quiere convencer a clientes potenciales que nunca han escuchado de su tecnología ni de su empresa, quiere convencer a inversionistas que solo ven en él la posibilidad de perder su dinero, quiere convencer a gente talentosa para que deje un trabajo muy bien pagado y se una a su equipo. Si no es un excelente comunicador (o no aprende a serlo rápidamente), será muy difícil que tenga éxito.

Empatía y capacidad para escuchar. Por más inteligente que sea el CEO de la startup, no sabe todo lo que necesita, y ni siquiera sabe lo que no sabe. Si no aprende a escuchar a los demás no podrá tener la información y el conocimiento necesarios para tomar decisiones. Tiene que escuchar a sus clientes, a su mercado, y entender las señales que le dan para saber cómo pivotear. Tiene que escuchar a los miembros de su equipo para entender qué problemas están teniendo y cómo ayudarlos a resolverlos.

Decisión. La capacidad para tomar decisiones difíciles y dormir tranquilo en la noche. Esto es algo imposible de alcanzar al 100%, pero si no te acercas cada vez más a eso, simplemente te mueres de un infarto en el camino y por lo tanto no tienes éxito. Tienes que poder sentirte cómodo tomando riesgos y no flagelarte cuando las cosas salen mal. Una startup no se maneja viendo el retrovisor. Solo puedes mirar hacia adelante. Tienes que saber que nunca vas a poder tener información perfecta para tomar una decisión, y que no puedes paralizarte, así que tienes que avanzar y tienes que estar tranquilo sabiendo que haces tu mejor esfuerzo. Si las cosas salen mal, tienes que desarrollar la confianza de saber que las podrás corregir y aprenderás de tus errores. Si el miedo te hace indeciso, tu startup no avanzará a la velocidad necesaria, o dejarás de tomar riesgos y te estancarás.

Curiosidad. Tienes que estar investigando, pensando en cosas nuevas, zambulléndote cada cierto tiempo en cosas que no sabes. Lo que no aprendes, no lo valoras. Si no lo valoras, no lo puedes gestionar. Si eres un fundador técnico y no sabes de marketing, apréndelo y conviértete en un capo. Así lo valorarás y te apasionará la idea de contratar a los mejores marketeros para tu startup. De lo contrario, lo verás como un trabajo de poco valor, poco interesante, y tu startup nunca será buena en una competencia fundamental para el éxito.